Para ahorrar con el lavavajillas, ¿Auto o Eco?

Para ahorrar con el lavavajillas, ¿Auto o Eco?

¿Sigues pensando que el lavavajillas consume mucho? Está demostrado: usar el lavavajillas no sólo te permite sentarte en el sofá mientras se lavan los platos de toda la familia, también supone un ahorro de 24 litros de agua al día1 y casi 50€ de electricidad al año2.  Pero si todavía no estás convencido de su alta eficiencia y quieres aprovecharlo al máximo con el mínimo consumo, seguro que estas claves te ayudan.

¿Qué programa uso: Auto o Eco?

Ahorrar con el lavavajillas

Si tu lavavajillas dispone de programas automáticos o Auto, estos son perfectos porque se adaptan a la cantidad de vajilla y la suciedad acumulada, consumiendo la mínima cantidad de agua y energía en cada caso. Estos lavavajillas tienen unos sensores que miden el grado de suciedad y ajustan la cantidad, la presión y la temperatura del agua para conseguir siempre resultados perfectos con el mínimo consumo.

Los programas Eco resultan muy eficientes para una vajilla con suciedad normal y restos de alimentos poco adheridos.  Son muy largos y lavan a una temperatura constante de 50ºC para consumir lo mínimo. De hecho, el consumo de este programa es el que se mide a la hora de asignar a cada lavavajillas una clase de eficiencia energética.

En realidad no hay un programa que sea siempre más eficiente, todo depende de tu vajilla. Ante la duda te recomendamos utilizar el Auto porque se adapta a todas las cantidades y grados de suciedad de la vajilla, asegurando la máxima higiene y el mínimo consumo.

Es más, si tienes un lavavajillas con programas automáticos ni siquiera necesitarás usar la media carga porque el consumo se ajustará a la cantidad de vajilla que hayas introducido.

¿Programas cortos… o largos?

Ahorrar con el lavavajillas

Ya lo sabes: para una misma temperatura, los programas cortos ahorran tiempo pero consumen más energía. Por eso  te aconsejamos utilizarlos sólo cuando sea realmente necesario.

Hay varios factores que influyen en la eficiencia del lavado de la vajilla: la cantidad y la presión de agua, la energía y el tiempo. En un programa corto, el tiempo se reduce a costa de aumentar la cantidad de agua caliente y la presión, por eso gasta más. Para que te hagas una idea, más del 90% del consumo eléctrico de un lavavajillas se usa para calentar el agua de lavado, por eso la eficiencia de los lavavajillas es importante. Por ejemplo, nuestro lavavajillas SMS88TI03  sólo gasta 0,73 kWh por ciclo, lo que hace que cada lavado sólo te cueste 12 céntimos**.

¿Hace falta enjuagar la vajilla antes del lavado?

No es necesario, y además si lo haces incrementarás muchísimo el consumo de agua. ¡No tiene sentido lavar los platos dos veces! Si quedan restos de alimentos en la vajilla, retíralos con papel de cocina o un cepillo antes de meterla en el lavavajillas, con eso será suficiente.

Eso sí, no olvides limpiar el filtro de tu lavavajillas de vez en cuando para eliminar todos los restos de comida que puedan quedar dentro. ¿No sabes cómo? Es muy sencillo, puedes consultarlo en el manual de instrucciones. Consíguelo aquí.

Ahorrar con el lavavajillas

Además, si tardas varios días en llenar el lavavajillas y no quieres que aparezcan olores desagradables puedes activar el prelavado. Es un aclarado breve que eliminará los restos de alimentos adheridos de tus platos para que puedas lavarlos más tarde.

Aprovecha la tarifa de la luz por horas

Y si todavía quieres ahorrar más, ahora puedes aprovechar las tarifas de electricidad por horas programando tu lavavajillas para que funcione cuando la energía es más barata. Incluso de madrugada.

Compartir esta publicación