Nokia 8, mezcla perfecta entre innovación y nostalgia

Nokia 8, mezcla perfecta entre innovación y nostalgia

El mes de agosto ha sido el mes elegido por Nokia para refrescar su marca tras un largo periodo de rumorología. Y siguiendo este concepto metafórico, el Nokia 8 es el sol que ha iluminado el verano de la firma finlandesa.

Nokia vuelve al mercado con la misma fuerza con la que se le recuerda. Es imposible echar la vista atrás y encontrar una palabra que le defina mejor que “fiabilidad”.

Tras esta etapa bajo la sombra de Microsoft, los finlandeses han optado por renacer de sus cenizas y presentar un gama alta que dará mucho que hablar.

Tras esta etapa bajo la sombra de Microsoft, los finlandeses han optado por renacer de sus cenizas y presentar un gama alta elegante, potente y a 599 €

Elegancia impecable y potencia asegurada

La compañía no podía arriesgarse a cosechar un fiasco más y el Nokia 8 cumple más que de forma notable las expectativas marcadas.

Repleto de aluminio de serie 6000 y una portada delantera que fácilmente podría ser comparable con la más alta gama de Apple o Samsung, el Nokia 8 cuenta con una pantalla QHD de 5’3 pulgadas. El dispositivo desembarca en cuatro colores distintos: negro, azul, plata y oro.

Y su interior no se queda atrás, ya que incorpora la potencia de Qualcomm y su Snapdragon 835. De hecho, Qualcomm ya se ha mostrado especialmente orgulloso por haber participado de forma activa en la reinvención de Nokia: “Nos sentimos privilegiados de haber trabajado estrechamente con HMD en el Nokia 8 y en el regreso de la marca Nokia a la categoría premium. Nuestros equipos de ingeniería han trabajado codo con codo para ofrecer un dispositivo único y extraordinario, un dispositivo que aprovecha el increíble procesamiento y rendimiento de la cámara de la plataforma Snapdragon 835 de Qualcomm” apunta Enrico Salvatori, vicepresidente senior y presidente de Qualcomm EMEA.

Especificaciones técnicas y precio

El terminal incorpora un procesador, como se ha visto, Snapdragon 835 y ejecuta Android Nougat 7.1.1 puro, seguro y actualizado con frecuentes actualizaciones. El dispositivo tiene un peso de 160 gramos e integra una cámara trasera dual de 13 MP con óptica ZEISS.

Cuenta con 64 GB de almacenamiento interno y 4GB de memoria RAM. La batería, de 3.090 mAh y Quick Charge 3.0, es otro de los puntos fuertes del teléfono, llegando fácilmente hasta los dos días de autonomía con una actividad media.

En cuanto a conectividad, el dispositivo cuenta con NFC, Bluetooth 4.0 y tiene compatibilidad con redes 4G.

El precio del Nokia 8 se cifra en 599 €, con lo que tiene todo a su favor para recuperar el puesto de honor que la compañía siempre ocupó.

Compartir esta publicación